Pilates

1510711_294914647299685_8086189921466343550_n

 

 

 

 

Somos Fisioterapeutas, entendemos que la práctica del Pilates es beneficiosa siempre que se haga correctamente.

Nuestras profesoras están formadas en la modalidad Peak Pilates, reconocida por la Pilates Method Alliance y utilizamos el programa de Pilates Mat Studio (suelo) y Pilates con implementos (Foam Roller, aro, banda elástica, pelota, columpio)

Los grupos reducidos (máx. 7 personas) es otra de nuestras ventajas, esto permite durante las clases, poder adaptar  los ejercicios y modificarlos en función de las características y capacidad física de cada alumno.

¿Cómo puede ayudarte la práctica de Pilates?

La práctica del Método Pilates aporta múltiples beneficios tanto para personas que tengan algún tipo de patología como para las que no. Entre ellos:

- Fortalecimiento y tonificación muscular de forma equilibrada.

- Mejora la movilidad articular, neural y por tanto la flexibilidad en general.

- Mejora la postura.

- Tonifica con especialmente la musculatura encargada de estabilizar segmentos corporales, como la zona lumbar y pélvica, que tienen tendencia a estar demasiado móviles y generar dolor.

- Mejora la conciencia corporal y la propiocepción (nos permite conocer la posición de muestro cuerpo en el espacio).

- Proporciona mejoras en la coordinación y el equilibrio.

Pilates para Embarazadas

El Pilates es uno de los ejercicios que más recomendables durante el embarazo: el control corporal y de la respiración, el trabajo del suelo pélvico, el fortalecimiento de la espalda y la movilización y estabilización de la columna son algunos de los beneficios que podemos obtener de practicar Pilates durante el embarazo.

Las clases podréis empezarlas a partir del segundo trimestre del embarazo, siempre que vuestro ginecólog@ no os recomiende otra cosa.  Hay contraindicaciones de tipo médico como la placenta previa, sangrado, hipertensión, insuficiencia cardiaca, aunque en general se deduce que cualquier problema para el que se recomiende el reposo (absoluto o relativo), será una condición para no practicarlo.